Claudio Limón

Claudio Limón


México en todo lo que hago

Por Adrián Carrera Ahumada
22 Junio 2015

Información tomada de: gaceta.udg.mx

Foto: José María Martínez

Cuando tenía doce años todavía jugaba con plastilina; a los catorce decoraba salones de kínder y hacía disfraces para niños; a los diecisiete lo contrataron como diseñador de joyas y entró a estudiar Diseño Gráfico en la Universidad de Guadalajara. Tuvo que mudarse de Arandas, su tierra natal. Hoy, a sus treinta y seis años, Claudio Limón vive en Nueva York y ha expuesto su obra en sitios tan diversos como la Casa de las Artes de Arandas, la desaparecida Galería Humo, Times Square y la Fashion Week. Además ha trabajado para empresas como Camel y McDonald’s, y agencias como Vértice, Gilbi y Leo Burnett. Limón es un artista en constante vaivén entre la pintura, la ilustración y el diseño. En días pasados visitó Guadalajara para presentar su más reciente colección “Mi tierra querida”, que está expuesta en Casa Jalisco.

¿Son compatibles el arte y la publicidad?
Como artista yo diría que están peleados, que no puede ser el arte combinado con el diseño o publicidad, pero ya desde mi experiencia creo que sí son compatibles. Puedo mezclar las dos cosas y transmitir el mensaje de la publicidad por medio del arte. Entonces se aprovechan la facilidad, las técnicas y el talento de un artista, pero enfocados a publicidad. También la publicidad tiene mucho arte.

¿Cuáles son tus influencias más importantes?, ¿qué es lo que te inspira a crear?
La cultura, mi cultura, México. Todo el colorido del país. Me inspira la gente, me inspiran los sentimientos, todo lo que pueda tener un ser humano. Me gustan los alebrijes de Oaxaca y el trabajo de los huicholes. Eso también ha sido parte importante de mi inspiración y de mis creaciones. Hay artistas obviamente que también influencian. Tuve una etapa de surrealismo. La obra de Dalí, de todos los surrealistas, era parte de mi inspiración. Ahora mi inspiración es diferente: el arte pop, los artistas mexicanos, los muralistas, Frida Kahlo… Hay una artista ahorita que me gusta mucho que se llama Yayoi Kusama que es japonesa.

¿Para ti qué representa México y cómo lo reflejas en tu obra?
México siempre está en todo lo que hago. Es lo que me ha dado identidad, es de donde soy. Es importante toda la riqueza que tenemos. México es de todos los colores. A veces somos muy amantes de lo extranjero, hasta malinchistas, somos muy amantes a copiar estilos de vida a otras culturas, muchas veces queremos parecernos al de al lado cuando tenemos todo para ser auténticos.

¿Qué te llevó a irte a Nueva York?
Cuando conocí Nueva York dije: “Alguna vez tengo que vivir acá”. Toda la cuestión artística, la ilustración y el diseño son muy importantes. Entonces hay muchas oportunidades. Empecé a trabajar con varias agencias en Estados Unidos desde el 2007, cuando hice mi primer proyecto ya como independiente con Camel, con la agencia en Philadelphia. De ahí se fue corriendo la voz. Hice proyectos con agencias en Nueva York y me llegó la oportunidad. Me dieron la visa de artista. Una visa por tres años para trabajar allá, por lo que hago: pintura, ilustración y diseño. Hace dos años que me fui para Nueva York. Es una ciudad con demasiados estímulos, es muy fácil perderte. Lo importante es, vayas donde vayas, no perder tu esencia, la persona que eres, no avergonzarte de dónde eres, seas de donde seas.

En términos de oportunidades, ¿cómo ves el panorama nacional para los ilustradores, para los artistas gráficos?
Hay mucha gente haciendo cosas muy interesantes. Ya hay marcas y lugares que se están abriendo y animando a hacer sus diseños y colecciones. Va en proceso pero siento que va en buen rumbo. Creo que cada vez va a haber más apertura y más aprecio por el trabajo que hacemos.

escort bordeaux